Logo
DE / ES

Aviso

La siguiente Novena comienza el 5 de noviembre, ¡están todos invitados!

La Novena de San Miguel

La siguiente Novena (del latín novem = nueve) es una oración que dura nueve días y debe acercarnos al Arcángel San Miguel. Los Santos Ángeles son seres espirituales que llevan todas las creaturas visibles a su plenitud (CIC nº 330), Cristo es el centro del mundo de los ángeles. Hasta el retorno de Jesucristo la ayuda misteriosa y poderosa de los ángeles beneficia la vida de la Iglesia (CIC nº 334). El Santo Arcángel Miguel (hebr. = ¿Quién cómo Dios?), tal y como lo describe el Ritual Romano del Sumo Pontífice San Pío X es la cabeza de la Milicia Celestial. Como ningún otro defiende los Derechos de Dios contra las Asechanzas de Satanás. No solo es el patrón de los Alemanes sino que también es venerado por muchos países y muchos pueblos. También es reconocido como el que lleva las almas santas al cielo. Con la ayuda de esta novena se encomiendan los creyentes, y presentan sus propias intenciones y las de la Iglesia para que encuentren la escucha de Dios.

Aviso

La siguiente Novena comienza el 5 de noviembre, ¡están todos invitados!

La Novena de San Miguel

La siguiente Novena (del latín novem = nueve) es una oración que dura nueve días y debe acercarnos al Arcángel San Miguel. Los Santos Ángeles son seres espirituales que llevan todas las creaturas visibles a su plenitud (CIC nº 330), Cristo es el centro del mundo de los ángeles. Hasta el retorno de Jesucristo la ayuda misteriosa y poderosa de los ángeles beneficia la vida de la Iglesia (CIC nº 334). El Santo Arcángel Miguel (hebr. = ¿Quién cómo Dios?), tal y como lo describe el Ritual Romano del Sumo Pontífice San Pío X es la cabeza de la Milicia Celestial. Como ningún otro defiende los Derechos de Dios contra las Asechanzas de Satanás. No solo es el patrón de los Alemanes sino que también es venerado por muchos países y muchos pueblos. También es reconocido como el que lleva las almas santas al cielo. Con la ayuda de esta novena se encomiendan los creyentes, y presentan sus propias intenciones y las de la Iglesia para que encuentren la escucha de Dios.

Intención del mes

Mes de noviembre:

En esta novena pedimos al Arcángel San Miguel que él conceda alivio a las benditas ánimas del purgatorio en sus sufrimientos y que las acompañe hacia el cielo.

El Papa Francisco sobre el Arcángel Miguel

Miguel – que significa ¿quién como Dios? – es el campeón de la primacía de Dios, de su trascendencia y poder. Miguel lucha para restablecer la justicia divina; defiende al Pueblo de Dios de sus enemigos y sobre todo del enemigo por excelencia, el diablo»: «San Miguel vence porque en Él es Dios el que actúa. Esta escultura nos recuerda, por lo tanto, que el mal es vencido, que el acusador es desenmascarado y su cabeza aplastada, porque la salvación se ha cumplido una vez para siempre en la sangre de Cristo. Aunque el diablo intenta siempre resquebrajar el rostro del Arcángel y el rostro del hombre, Dios es más fuerte. Es suya la victoria y su salvación es ofrecida a todo hombre. En el camino y en las pruebas de la vida no estamos solos, estamos acompañados y sostenidos por los Ángeles de Dios, que nos ofrecen – por decir así – sus alas para ayudarnos a superar tantos peligros, para poder volar alto, con respecto a las realidades que pueden apesadumbrar nuestra vida o arrastrarnos hacia abajo. Al consagrar el Estado de la Ciudad del Vaticano a San Migue Arcángel, le pedimos que nos defienda del Maligno y que lo expulse» (Discurso del Papa Francisco el 5 de julio de 2013 con motivo de la inauguración de la Estatua de San Miguel en los Jardines Vaticanos).

Descarga de la Novena de San Miguel

pdf

Aquí puede imprimir y/o descargar la Novena de San Miguel

Versión Impresa

Según § 5 TMG:

Pfr. i.R. Hans Brinkmann
Marienstr. 2
26893 Heede

Contacto:

Teléfono: +4963/919777

Correo electrónico: Pastor.brinkmann@ewetel.net

Responsable para el contenido según § 55 Abs. 2 RStV:

Pfr. i.R. Hans Brinkmann
Marienstr. 2
26893 Heede

Teléfono: +4963/919777

Correo electrónico: Pastor.brinkmann@ewetel.net

La estatua del Arcángel San Miguel en Heede

angel

El ángel mira hacia arriba a Dios, su Creador y Señor.
De Él recibe su misión y de Él espera directamente, poderla llevar a cumplimiento.

El ala que apunta hacia arriba revela el Poder que el Arcángel ha recibido de Dios. También alude a Dios, el Santo absoluto, no comparable a ninguna creatura. "¿Quién como Dios", es el significado del nombre Miguel.

El ala izquierda muestra que Miguel ha sido enviado para la misión de la salvación de los hombres. La punta del ala toca tierna y suavemente la tierra, lo que manifiesta la Bondad de Dios. Nos pone de manifiesto la bondad de Dios en todos los confines de la tierra.

En esta ala se ve la imagen de la Madre de Dios, Reina del Universo y de las pobres almas que hay que salvar. La mano izquierda representa la bendición llevada a cabo por Jesús y María. Nos recuerda de la mano de la Virgen de Heede que impone su mano derecha sobre el mundo. (imagen de la página 27).

La mano derecha de Miguel empuña la lanza hacia el suelo. Miguel quiere expresar: "¡Este lugar es santo! ¡Aquí, todo espíritu inmundo pierde su poder! Como siervo del Todopoderoso puedo abrir camino para el Señor y su obra de salvación". Jesucristo nos salvó por su muerte y resurrección, por eso, la parte superior del arma del ángel se convierte en el signo de la cruz.

Mientras que el Arcángel en las representaciones convencionales está vestido como un guerrero con armadura, en la escultura de Heede lleva vestiduras litúrgicas.

El Arcángel descansa sobre globo terráqueo, que parece muy pequeño en comparación con la figura. Sin embargo, esto indica el poder sobrenatural del Ángel como mensajero de Dios Todopoderoso. La Biblia cuenta de un ángel poderoso cubierto por una nube y el arco iris sobre su cabeza. Pone su pie derecho sobre el mar y el izquierdo sobre la tierra (Ap 10, 1f.). Esto podría ser una imagen del Arcángel San Miguel.

La serpiente asedia el globo terráqueo como una señal de que nosotros, los humanos, en este tiempo estamos en la lucha contra las fuerzas de Satanás. Según el Apocalipsis 12, 7-9 esta batalla entre el bien y el mal ya empezó antes de la existencia del mundo.

Y hubo una gran batalla en el cielo, Miguel y sus ángeles se levantaron para luchar contra el dragón. El dragón y sus ángeles lucharon, pero no pudieron resistir y fueron expulsados del cielo. Fue derrocado el gran dragón, la serpiente antigua que lleva el nombre Diablo y Satanás y seduce a todo el mundo, fue arrojado a la tierra, y con él sus ángeles.

En la tierra los espíritus malvados intentan arrastrar a los humanos a su abismo lejos de Dios. El Señor los deja obrar dentro de su Providencia. A través de esto, Dios Nuestro Señor quiere lograr que los humanos, a pesar de la tentación, opten por su hacer Su Voluntad.

Que San Miguel nos asista con su firmeza para que obremos siempre dentro del querer de Dios.

Donde actúa San Miguel cualquier fuerza oscura tiene que retroceder. Es por eso que en la imagen la serpiente huye de Miguel y se va. ¡Qué bueno es invocar a San Miguel y tenerlo como amigo!

Primer día: Creado para Él

Picture

Vidriera de la Iglesia de Santa María:
El ángel expulsa Adán y Eva del Paraíso.
Pero ellos se van con la promesa de que la víbora iba a ser derrotada.
Con Jesús y María, la promesa se cumple.

Canción

1 . Dios, Señor de toda la creación,
para el honor y gloria de tu reino
has elegido una multitud de ángeles,
los has elegido para cargos grandes.

2 . Están alrededor de tu trono;
y eres su vida y su corona.
Con voz tremenda aclaman:
¿Quién como Dios? ¿Quién es como él?

3. Siempre contemplan tu rostro
y gozan en tu luz.
Tu presencia los fortalece y purifica
tu aliento santo los envuelve.

Cristo dice en La Epístola a los Colosenses: Cristo es la fiel imagen visible del Dios invisible. Dios, el primogénito de toda la creación. Porque en Él todo ha sido creado: el cielo, la tierra, lo visible y lo invisible; tronos y potestades. Todo ha sido creado por y para él. Él es antes de cada creación, en él se base la existencia de todo . (Col 1, 15-17)

Lo visible, que fue creado dentro de él, quiere decir el mundo de los humanos. Lo invisible es el mundo de los ángeles. San Pablo considera al Hijo de Dios en el mundo espiritual en el que se origina todo lo creado y lo mantiene en la existencia. Además representa el destino en el que solamente los hombres y los ángeles encuentran la redención Los ángeles ya la han conseguido. Nosotros los hombres estamos de camino. El hombre tiene a los ángeles como amigos, tiene un compañero invisible, pero muy vivo y que además conoce a fondo la meta final. Con su fuerza impulsa a lo más profundo de nuestra naturaleza para que llegue a Dios. “Nos creaste, oh Dios, dirigiéndonos a ti y nuestro corazón estará inquieto hasta que no descanse en ti", se expresa San Agustín.

Segundo día: La humildad de los Ángeles

Picture

El centro de la custodia destinada a alojar al Santísimo, está rodeada de 12 llamas o alas de color rojo oscuro o brillante esmaltado.

Él convierte sus ángeles en viento, y sus sirvientes en llamas (Heb 1, 7).

Los ángeles adoran al Señor en la Santa Eucaristía y nos invita a participar en su adoración.

Canción:

4. Tienen sabiduría;
arden, brillan, adoran.
Suena un gran elogio en su coro:
“Santo, Santo”.

5. Los envías como mensajeros:
tu palabra sale al mundo.
Grande es tu fuerza en ellos;
tú obras maravillas.

6. Luchan contra el orgullo y el engaño,
ayudan, donde no hay solución,
salvan de peligro y miseria,
lo que es débil y amenazado por el enemigo.

7. Que siempre estén sus ángeles en nuestro alrededor;
llevan los jóvenes como los mayores
hacia la luz
hasta que estemos enfrente de ti.

El año cuando que murió el rey Ocías, vi al Señor. Estaba sentado en un trono alto y elevado. La orla de su manto llenaba el templo. Por encima de él había serafines. Cada uno tenía seis alas: con dos alas cubrían el rostro, con dos se cubrían los pies, y aleteaban. Llamaron uno al otro:
Santo, santo, santo es el Señor de los ejércitos. La tierra está colmada por su gloria. Los umbrales temblaron hasta su tejado y el templo se llenó de humo (Is 6, 1-4).

La humildad de los ángeles está indicada por sus alas: se sienten indignos de mirar a Dios, y de ser mirados por él. Es por ello que se cubren la cara y los pies con las alas. Están conmovidos de la gloria de Dios y adoran su santidad. Cando los umbrales de la tierra tiemblan ante su llamada, eso indica el poder de los ángeles.

San Pedro dice que los ángeles son superiores a los hombres en fuerza y poder. Sin embargo ellos no difaman ni juzgan ante el Señor a los hombres arrogantes e impertinentes. (cf. 2 Pedro 2: 11). Esto refleja su humildad, incluso frente nosotros los seres humanos siendo las criaturas más débiles.

Tercer Día: ¿Viven los sirvientes de los hombres?

Picture

Vidriera de la iglesia de Santa María:
El ángel se aparece a José en un sueño y le explica que el niño que María está esperando es del Espíritu Santo. Los ángeles sirven a los humanos para que entiendan los planes de Dios y encuentren el sendero hacia la salvación.

Canción:

1. Tú, ángel de la guarda, ángel de Dios,
no te alejes, no te alejes de mí;
guíame por el valle de la iniquidad
¡hasta arriba, arriba donde estás tú!

2. En esta tierra permíteme, por favor,
ser digno de tu guía,
que me haga mejor en cada momento,
que nunca me tenga que arrepentir.

3. Permanece a mi lado en la lucha,
cuando la tentación me atraiga;
apóyame en la última batalla,
cuando se me hunda mi vida cansada

4. Sé en este mundo lleno de vicios
siempre mi amigo, mi guía aquí;
tú, mi espíritu de la guarda, ángel de Dios,
¡no te alejes, no te alejes de mí!

Se dedica el salmo 91A a las personas que dicen de corazón a Dios: "Tú eres mi refugio y mi fortaleza mi Dios, en quien confío".

Ningún mal te va a pasar, ninguna desgracia se acerca a tu tienda. Porque Él manda a sus ángeles para que te guarden tus caminos. Te llevan de la mano para que tu pie no tropiece en la piedra; andarás sobre de leones y culebras, pisarás leones y dragones (Sal 91, 10-13).

Esto muestra que Dios designó a los ángeles para proteger a los hombres. En el plan de Dios, como tienen más poder que nosotros, tienen que ayudarnos a los más débiles. Depende de nosotros aceptar este servicio con humildad como un regalo de Nuestro Padre del Cielo. Al mismo tiempo, los ángeles buenos son un modelo de servicio humilde al prójimo. Si alguien nos da las gracias diciéndonos: "Eres un ángel", es este elogio justificado.

Cuarto Día: Asombro de los ángeles

Picture

Ángel rezando
Sagrario de la Iglesia de San Pedro

Canción:

1. Veneremos el ángel que quiere viajar silenciosamente con nosotros
como un hermano que quiere protegernos.
Él ve con alegría la Luz Eterna sin ocaso que no conoce la noche
que nos llevará a conocer el Rostro de Dios.

2. Obedezcamos humildemente al ángel con el corazón y la mente.
Nos mostrará el camino al monte del Señor;
nos llevará de la mano maravillosamente
y vencerá al enemigo y conjurará el peligro.

En la carta a los efesios, San Pablo habla de la gracia que recibió cuando llevó a los paganos el Evangelio: desveló la inescrutable riqueza de Cristo, y desveló como aquel misterio oculto en Dios, creador del universo se convirtió en realidad. Y sigue:
Ahora, mediante la Iglesia, los principados y potestades celestes van a recibir la sabiduría polifacética de Dios y su plan eterno que cumplido por medio de Nuestro Señor Jesucristo (cf. Ef 3, 10 11).

Contemplar estas realidades motiva a los ángeles, , dice San Pablo (1 Pablo 1: 12). Así que los ángeles contemplan las personas en la tierra. Ven como se convierten en el cuerpo de Jesucristo a través de la salvación y de esta forma llenan el hueco que dejaron Lucifer y sus ángeles después de su caída.

Quinto Día: La alegría de los ángeles

Picture

Vidriera de la Capilla de Beich: Los ángeles se alegran por el hijo reencontrado.

Canción:

3. Pidamos a los ángeles,
que con sus pasos seguros,
guíe cada corazón hacia el cielo,
que ninguno de ellos se endurezca,
y muera,
que como un compañero
nos sostenga en la necesidad.

4. Miremos al ángel,
cuando en nuestro último paso
por la angustia mortal y el horror
lata nuestro corazón.
Extenderá las alas
y desde la corte nos llevará
pacíficamente a casa
para ver el rostro de Dios.

¿Cuánto dolor debía de haber causado a los ángeles buenos que el más alto y maravilloso de ellos y sus seguidores se olvidaran de que todo lo que podían no era sino un rayo del mismo Dios? Este dolor solo lo podía quitar Dios a través de su omnipotencia. Un recuerdo de este dolor sienten los ángeles cuando ven que los hombres en la tierra siguen sus caminos egoístas por orgullo e ignoran las señales de Dios. Qué impotente es el ángel de la guarda de un hombre, si éste no presta atención a sus inspiraciones. Los ángeles saben que tal comportamiento no lleva al cielo, sino al infierno, donde está Lucifer. ¡Qué alegría cuando el hombre se convierte otra vez! Jesús describe esta alegría en la parábola de la oveja perdida.

Los fariseos y los escribas se indignaron de esto y dijeron: Él pierde su tiempo con los pecadores y come con ellos incluso. Entonces él les contó una parábola y dijo: Si alguno de vosotros tiene cien ovejas y una se pierde, ¿no deja las noventa y nueve en la estepa y busca la oveja perdida hasta que la encuentre? Y cuando la vuelve a encontrar se la pone sobre sus hombros alegremente, y cuando vuelve al hogar, reúne a sus amigos y vecinos y les dice: Alegraos conmigo, porque encontré mi oveja que se había perdido. Os digo, que así habrá más alegría en el cielo por un pecador que se convierte, que por noventa y nueve justos que no tienen necesidad de convertirse (Lucas 15, 2-7).

Sexto Día: La Reina de los ángeles

Picture

Estandarte de procesión: El Arcángel Gabriel saluda a su Reina María.

Canción:

1. "Ave Maria, gratia plena".
Así saluda el ángel a la Virgen María
Cuando portaba el mensaje del Señor.

2. "Y mira tú concebirás un hijo;
el cielo y la tierra lo desean
que seas tú la Madre del Señor".

5. María escucha el deseo del Supremo.
Y dijo: "Yo soy la esclava del Señor;
Hágase en mí según tu palabra".

6. Ahora agradezcamos, alabemos y elogiemos
al Señor en lo alto del cielo
que nos ha salvado a todos nosotros.

El amor y la veneración de los ángeles por María la vislumbramos en la promesa del nacimiento de Jesús anunciada por el ángel Gabriel.

En el sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad en Galilea que se llamaba Nazaret, a ver una virgen. Ella estaba comprometida con un hombre llamado José, que provino de la casa de David. El nombre de la Virgen era María. El ángel entró y le dijo: Salve, llena de gracia, el Señor está contigo (Lucas 1, 26-29).

El Arcángel Gabriel no le aparecer de repente a María como había hecho anteriormente a Zacarías cuando le anunció el nacimiento de Juan el Bautista. En el caso de María entra por una puerta como es debido frente a alguien de mayor dignidad. Saluda a María respetuosamente:
Alégrate, bendita, el Señor está contigo. Se nota su asombro sobre esa santa Virgen elegida por Dios.

Él parece presentir que está encuentra a su futura Reina y que tiene el honor de traerla el mensaje más maravilloso que jamás ha sido traído en la tierra: El Hijo de Dios va a ser uno de nosotros. Va a ser un hombre. Con los ángeles del cielo, nosotros los pecadores podemos también saludar la Santa Virgen: ¡Salve, María, ...!

Séptimo Día: Miguel y el dragón

Picture

Estatua de San Miguel Arcángel, delante de la gruta que él mismo consagró en el Gargano
wird.

Canción:

1 Fuerte héroe invencible
¡San Miguel!
Guíanos.
1 -- 5 Ayúdanos en la batalla,
nos llevará a la victoria, ¡San Miguel!

4 Venciste al dragón,
¡San Miguel!
Y pusiste tu pie encima de él.
1 - 5 Ayúdanos en la batalla,
nos llevará a la victoria, ¡San Miguel!

El profeta san Juan vio dos señale en el cielo: Entonces apareció una gran seña en el cielo: una mujer vestida con el sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza (Ap 12, 1). - Otra seña apareció en el cielo: un dragón, grande y rojo como el fuego, con siete cabezas y diez cuernos, y siete diademas sobre sus cabezas (Ap 12, 3).

Una de estas señales representa a María y con ella el pueblo de Dios. La otra señal es la de Satanás, que está persiguiendo el pueblo de Dios. Este conflicto entre los dos, que tiene lugar en la tierra, es una continuación de la lucha que anterior ha tenido lugar "en el cielo."

Y hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles se levantaron para luchar contra el dragón. El dragón y sus ángeles lucharon, pero no pudieron resistir, y perdieron su lugar en el cielo. Fue derrocado el gran dragón, la serpiente vieja, a la que llaman Diablo y Satanás y que engaña a todo el mundo; el dragón fue arrojado a la tierra y con él sus ángeles (Ap. 12, 7-9).

Según la naturaleza Satanás es más sabio y más poderoso que nosotros los seres humanos. Por eso, estaríamos desamparados sin ayuda divina. Dios nos ayuda a través de su arcángel Miguel y los demás ángeles.

Picture

Según las declaraciones de la señora Grete Ganseforth el Arcángel se le presentó vestido con una estola como ésta y le hizo posible recordar la vestimenta. De acuerdo a esta imagen bordó la estola y la regaló a la parroquia de Heede. Grete Ganseforth había pedido a los ángeles que le dieran una señal de la cruz para poder distinguir entre la aparición de los ángeles y los engaños de los espíritus malos. Las dos azucenas en la parte exterior de la estola indican la pureza y resplandor de los ángeles. La "espada ardiente de fuego" en los lados interiores podemos ver también en Gen 3,24. Allí se encuentra al lado del querubín que guarda la vía del árbol de la vida. En la estola de Miguel este símbolo representa lo que protege todo lo santo y que posee autoridad y poder sobre el Diablo y su ejército.

Como estola de sacerdote estos símbolos significan que el sacerdote tiene parte del poder de la bendición de la Cruz, que también tiene poder sobre los demonios y que es parte da la pureza y la gloria de Dios. Con estos dones divinos sirve a las personas que son receptivas de la gracia de Dios.

Octavo Día: El Dragón y el Pueblo de Dios

Picture

Estatua de San Miguel Arcángel en la fachada de la Catedral de Colonia.

Canción:

2 La iglesia está bajo tu mando;
¡San Miguel!
Eres nuestro protector y patrono.
1 -- 5 Ayúdanos en la batalla,
¡llévanos a la victoria, San Miguel!

5 Protege con tu escudo y tu espada,
¡San Miguel!
La iglesia, los pastores y el rebaño.
1 -- 5 Ayúdanos en la batalla,
¡llévanos a la victoria, San Miguel!

Cuando el dragón se dio cuenta que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que dio a luz al Hijo. Pero a la mujer se le dieron las dos alas del gran águila, para que pudiera volar al desierto, a su lugar. Allí, ella está a salvo de la serpiente, y es alimentada un tiempo, y dos tiempos y medio tiempo. La serpiente escupió un chorro de agua de su garganta para que las inundaciones le arrastraran. Pero la tierra ayudó a la mujer, se abrió y se tragó el río que el dragón había echado de su garganta. El Dragón entonces se enfureció con la mujer y se fue para hacer guerra contra sus descendientes que obedecen los mandamientos de Dios y que mantienen el Testimonio de Jesús (Ap 12, 1-17).

El ángel más magnífico quería ser como Dios. Debido a esta arrogancia se convirtió en el diablo, el adversario de Dios. Persigue el pueblo de Dios. Odia a María, que es su madre y arquetipo. Cada uno está expuesto a las persecuciones de Satanás, especialmente los fieles cristianos. Por eso dice San Pablo:

Porque no tenemos que luchar contra hombres de carne y hueso, sino contra principados y potestades, contra los soberanos de las tinieblas de ese mundo oscuro, contra espíritus malos de origen celeste (Efesios 6, 12).

Sin embargo, Dios es el Señor del Satanás. Dios protege a su pueblo en todo momento. Y le da alas. Lo pone bajo la protección de María, la Madre de su Hijo.

Noveno Día: Miguel, el patrono del pueblo de Dios

Picture

Cada hombre tiene un ángel de guardia a su lado.

Lied: GL 606

Himno de las Horas
Miguel luchó por la gloria de Dios,
Ángel de la paz, conjura guerra y mal,
protege la Iglesia, protege a los redimidos
de todo mal.

Cristo, tú eres la alegría de todos los santos ángeles,
Salvador del pueblo, el Rey de los redimidos,
cantemos eternamente con los ángeles:
¡Alabada sea la Trinidad! Amén.

Las palabras que dirigió Dios a su pueblo Israel, las podemos aplicar al pueblo de Dios de hoy: Así dijo nuestro Señor: Te voy a enviar un ángel que vaya delante de ti. Te va a proteger el en el camino y guiarte al lugar que Yo he determinado. ¡Préstale atención y escucha su voz! ¡No le opongas resistencia! Él no os soportaría si os subleváis, porque mi nombre está presente en él. Si escuchas su voz y haces todo que te digo, seré el enemigo de tus enemigos y oprimiré a todos que te acosan (Ex 23, 20-23).

El ángel del que hablan las Sagrada Escrituras, iba a guiar Israel por el desierto del Sinaí a la Tierra Prometida. El pueblo no siempre escuchó la voz del ángel. Ellos se quejaron de Moisés. Querían volver a Egipto. Su rebelión fue una desobediencia contra Dios. El ángel probó a su pueblo en dos sentidos. Les puso a prueba y a través de las mismas los llevó a la fe y la confianza. Así por fin llegaron a la tierra prometida que Dios les había designado. La vida en la tierra es nuestra peregrinación por el desierto. Nuestra tierra prometida que Dios nos prepara es la comunión eterna con Él, el Dios de la Trinidad. Él nos lleva a través de sus santos ángeles.

San Miguel es uno de los primeros de los príncipes angelicales (Dan 10, 13). Se dedica de lleno al pueblo de Dios (Daniel 12: 1) y es su protector.

Oración para cada día

¡San Miguel Arcángel!
"¿Quién como Dios?" - Tu nombre habla del único e incomparable Dios y de la reverencia que todas las criaturas le deben tributar. Humildemente miras hacia arriba a Él: Ante un gesto divino escuchas y obedeces. Donde Dios te envía es terreno sagrado.

De ti huye toda fuerza diabólica. Tú ensanchas el Reino de Dios, que es el amor, que cuida a los pecadores, sana nuestras heridas. Nos bendice a través de su Espíritu. Quien confía en Él no debe temblar. Dios nos ofrece a Jesucristo, su hijo, y a su Madre, María. Tú, San Miguel, eres su siervo. Tú proteges al pueblo que Cristo ganó con su sangre. Tu ala se extiende hasta los confines del mundo. Luchas contra la incredulidad y la confusión, contra la apatía y el miedo paralizante. Tú preparas el camino para el Espíritu Santo.

Ayúdanos, ángel protector para que nuestro pueblo sea un pueblo santo de Dios. Apoya la unidad de la fe y del amor. Escolta al moribundo ante el rostro de Dios misericordioso. Que Dios nuestro Señor sea adorado por todos los hombres y ángeles por la eternidad. Amén.


O


"¿Quién como Dios?" Ese es su nombre. ¡Humildad es su fuerza en la debilidad humana! Cuando apareces, huyen las fuerzas siniestras. Estamos en la lucha. Solos no podemos hacer nada. ¡Ayúdanos con el ejército de tus ángeles!

¡Sé la fuerza de nuestra debilidad humana! ¡Protégenos de los engaños de las fuerzas perversas! Dios sea lo más grande para nosotros como lo es para ti.


O


"San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla. Sé nuestro amparo contra la perversidad y asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes, y tú Príncipe de la Milicia Celestial, arroja al infierno con el divino poder a Satanás y a los otros espíritus malignos que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas. Amén." (León XIII).



Oremos como el Señor nos enseñó a orar:

Padre nuestro ...

Bendición:
Por intercesión del ruego de la Virgen María, la Reina del universo y de las pobres almas del Purgatorio, nos bendiga Dios Omnipotente, el Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Oración para el fin de la Novena

Oración para el fin de la Novena en el Noveno Día

San Miguel Arcángel, príncipe más poderoso del ejército de los ángeles, Dios en su misericordia te envió a nosotros los hombres. Te complaces en ayudarnos en tiempos de necesidad con tu fuerza sobrenatural.

Según la voluntad del Señor, te invoco como amigo y compañero de mi peregrinación terrenal. Me confío a ti con cuerpo y alma, te dedico mi descanso y mi trabajo, mi pensar y orar.

Sé mi luz para que yo distinga entre el sendero de Dios y el camino equivocado.

Dame la fortaleza para seguir mi vocación.

Sé tú mi fuerza en mi inconstancia. Dame la humildad para también descubrir tu mensaje en las palabras mi prójimo.

Eres el líder de los ángeles buenos contra los que obstinadamente se levantan contra Dios. Déjame descubrir las asechanzas del Diablo.

Tú y tus ángeles sois los servidores de María, la Madre de nuestro Señor. Pedidle que me brinde su amor y dame fuerza para ofrecerme a ella, Reina del Universo y de las pobres almas. Sé mi guía para llevar a plenitud la vida que me ha brindado Dios nuestro Señor.

Si me voy de este mundo, toma mi alma en tus manos y llévala a Dios.

Nosotros, con los ángeles y los Santos agradezcamos al Dios trino por su misericordia, gracias a todos los ángeles y santos.

Él solo merece ser reconocido, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Amen.



Sancte Raphael cum Tobia
Sancte Gabriel cum Maria
Sancte Michael cum Coelesti hierarchia
Custodite in via nos.

San Rafael con Tobías
San Gabriel con María
San Miguel con la Celeste Jerarquía
Protegednos en nuestro peregrinar

Tú, mi santo ángel,

Tú, mi santo ángel,
Que me has ofrecido la bondad de Dios. Amigo que me acompañas en mi camino, mensajero del Padre, que me conoce, me cuida, ¡te invito a ser parte de mi vida!
¡Abre mi espíritu a los pensamientos de Dios! ¡Prepara mi corazón para el amor sin fin! ¡Impregna mi ánimo con el aliento del espíritu! Ayúdame para que todas las pruebas de la vida me unan más con Cristo, el Señor y su esposa, la Santa Iglesia.
Y cuando venga Él para llevarme a casa, sé mi compañero hasta el hogar eterno. Allí daremos gracias y alabaremos a nuestro Dios trino con los coros de los ángeles y los santos para toda la eternidad. Amen.

Oración por el lugar de oración Heede

Oración por el lugar de oración Heede

¡Jesús, nuestro Señor y Salvador!

Gracias a ti, a tu guía, misericordia y gracia nos regalaste a través de la Madre María, el lugar de Heede.

Alemania y todos los pueblos del mundo la aclamamos como "Reina del universo".

Nos alegramos de que María, tu Madre quiere ser venerada como la "Reina de las pobres almas". Muchos hombres han recibido su ayuda en sus necesidades y preocupaciones, así como una innumerable multitud de almas del purgatorio.

Por todo esto, te damos gracias a ti y a nuestra Madre y Reina María.

Te pedimos que despiertes en nosotros mayor gozo en la oración y esfuerzo en la unión con nuestro Padre Dios en todo lo que hacemos. Ilumina a los que tienen en sus manos el que Heede se reconozca públicamente. Haga que se cumplan tus planes de cuidar este lugar de oración.

Ángeles y Santos en el cielo:
Os pedimos vuestra ayuda para que sea más amada y venerada nuestra Madre María, la Reina del universo y de las pobre almas, para la salvación del mundo y de las pobres almas y para la gloria del Dios Trino. Amén.

Rosario

Rosario de la Reina del Universo y la Reina de las Pobres Almas

Dios te Salve María, ... Jesús quien dio su vida por el mundo
Dios te Salve María, ... Jesús quien se compadece de los que más necesitan su compasión
Dios te Salve María, ... Jesús quien da paz a las pobres almas y les perdona
Dios te Salve María, ... Jesús, quien te ensalzó, oh Virgen como la Reina del universo
Dios te Salve María, ... Jesús quien te nombró, oh Virgen, Reina de las pobres almas

¡Querida Madre de Dios!

Picture

Estatua de la Reina del Universo y las pobres almas
(Cementerio de Heede)

¡Querida Madre de Dios!

Tu Hijo, nuestro Salvador, Jesucristo, te hizo también nuestra madre. Se lo agradecemos, y te agradecemos que nos hayas aceptado como regalo de su corazón. Te hizo la Reina del universo y las pobres almas. Ahora pones la mano sobre el mundo, sobre los hombres y las pobres almas como madre.

Para que te ayuden a cumplir tu misión, buscas a personas que confíen en ti y que se pongan a tu disposición. Es por eso que venimos a ti y te ofrecemos nuestro cuerpo, nuestra alma, nuestra vida y nuestros sufrimientos. Permítenos convertirnos en siervos del Sagrado Corazón de Jesús para la salvación del mundo y el honor del Padre Celestial. Amén.

De cómo el Arcángel Miguel eligió su santuario

Picture

San Juan Pablo II en su visita al Santuario del Arcángel Miguel en el año 1987

El santuario más importante de San Miguel se encuentra en Monte Gargano en la costa del este del sur de Italia. Papas, obispos, emperadores y reyes han peregrinado allí con un gran número de creyentes. Por respeto, San Francisco de Asís no se atrevió a entrar. El santo Padre Pío lo visitaba frecuentemente.

Por ello pensamos que San Miguel eligió este lugar para sí.

El 8 de Mayo del año 490, un toro perteneciente a un hombre rico que poseía grandes rebaños que pastaban en las montañas se había alejado del rebaño. Durante mucho tiempo el propietario y sus sirvientes lo buscaron en las quebradas y en las alturas. Finalmente encontraron al animal que estaba como paralizado frente a una cueva. El dueño se enfureció con el toro, tomó su arco y le disparó una flecha. La flecha, sin embargo, cambió su dirección e hirió el tirador. Eso pareció tan extraño que acudieron al obispo de Siponto (hoy Manfredonia) y le preguntaron al respecto. El Obispo invitó a la gente a hacer oración y ayuno durante tres días. Al final de estos tres días, San Miguel Arcángel se le apareció al obispo y le dijo:

"Hiciste bien en consultar a Dios acerca de este acontecimiento que la gente no podía explicarse. Pasó según mi voluntad. Yo soy el Arcángel Miguel, que está constantemente al lado del trono de Dios. Quiero que este lugar sea honrado y reconocido en el mundo. Soy guardián y vigilante de todo lo que sucede aquí".

Una segunda y tercera vez se le apareció el santo Arcángel al obispo de Siponto.

El motivo de la tercera aparición era la peregrinación del obispo con motivo del tercer aniversario de la primera aparición. Por veneración, el pueblo no se atrevió a entrar a la cueva del santuario de San Miguel. "Rezan sus oraciones frente a la cueva" dice un manuscrito del siglo 8º.

Los fieles no se conformaron con eso. Deseaban que la Eucaristía se celebrara dentro de la cueva. Querían que se dedicara un santuario según la tradición eclesiástica. El obispo preguntó al Papa sobre el asunto. Éste decidió: “Mientras encontramos una solución, el 29 de Septiembre será el día de la inauguración, pero hay que esperar alguna señal del príncipe celestial".

Otra vez rezaron y ayunaron durante tres días. Al final se le apareció otra vez el santo arcángel Miguel al obispo y dijo: "Esta iglesia no tiene que ser dedicada. Al haberla elegido como mi sede ya la he dedicado". El obispo se lo transmitió al pueblo. "Descalzo, el obispo de Siponto marchó junto con su pueblo y los obispos vecinos para la procesión y peregrinación a la cueva sagrada", así dice la tradición. Allí celebró el obispo el primer Santo Sacrificio.

El Santo Arcángel Miguel - el patrón de Alemania

Picture

Durante su reinado entre 1002 y 1024, el emperador alemán Enrique II que fue venerado por todos, visitó el santuario de San Miguel en Monte Sant’Angelo, en la costa oriental de Italia. Allí pasó la noche una vez.

Allí, se dice que se le apareció San Miguel. El Emperador le pidió que protegiese el imperio alemán. Sonriendo le contestó Miguel: "Ciertamente lo haré, mientras el reino lo merezca". Para que los ángeles puedan actuar en la Tierra según la voluntad de Dios, necesitan que los hombres - como ellos – se abran a Dios y quieran vivir según su voluntad. El orgullo y la incredulidad nos hacen insensibles a la gracia y la fuerza que Dios nos da a través de los ángeles. Llama la atención que el día que capitula Alemania es precisamente el día de la aparición de San Miguel, el 8 de Mayo 1945 y final de la Segunda Guerra Mundial. Habrían podido evitar los alemanes la miseria y el sufrimiento de los años de la guerra, si Alemania con su gobierno hubiera vivido del modo que mereciese la protección de San Miguel.

Tener el Arcángel Miguel como patrón es un ofrecimiento de la gracia Dios. Cada generación debe aceptarla con gratitud y confiar en Él.

El 29 de septiembre de 2008, fue inaugurada la estatua detrás de la iglesia de Santa María con una fiesta para el Santo Arcángel. En esta representación toca el Arcángel con su lanza el mundo y señala Alemania y Heede en particular. María es la Reina del Universo, así como la Reina de los Ángeles. Le rogamos: "Reúnenos a nosotros, los hombres, en unión con los santos ángeles de Dios. " Este es el plan de nuestro Padre que creó los ángeles y los hombres el uno para el otro.

Aparición de San Miguel en Roma

Picture

Estatua de San Miguel Arcángel, que se encuentra en el Castillo de Sant’Angelo en Roma

Bajo el pontificado de Gregorio Magno en 590, la población de Roma fue asolada por la peste. Cada día murieron cientos de habitantes. El Santo Papa invitó a oraciones públicas y una procesión. En una procesión en la que la imagen de Nuestra Señora fue llevada de la Basílica de Santa María la Mayor hasta la Basílica de San Pedro se apareció el Arcángel Miguel en las almenas del mausoleo del emperador Adriano, cerca de San Pedro. Llevó en la mano el ángel una gran espada cubierta de sangre.

San Miguel la envainó. Para el Papa y los habitantes de Roma fue el signo de que la plaga se había terminado. Eso vio el Papa. Llevó la imagen de la Madre de Dios y empezó a cantar el "Regina Coeli". Según la tradición, los ángeles unieron su voz al cántico.

Los romanos entonces agradecieron la liberación de la peste a la Madre de Dios y al Arcángel Miguel.
Para conmemorar este acontecimiento, fue construida la iglesia "Regina Coeli" en ese lugar. El Mausoleo donde se había aparecido San Miguel se llama a partir de entonces "Castel Sant’ Angelo".

Bekanntmachung

Die nächste Novene beginnt am 5. Februar, herzliche Einladung!